CÓMO CAMINAR, LO OLVIDÉ

Caminar/Foto paracaminar.com

Caminar nos parece  innato y natural, pero es aprendido, aunque nos pueda sonar extraño.

Sin embargo, nos parece normal cuando vemos a un bebé preguntar ¿ya camina?

Todo lo que se aprende requiere esfuerzo y además, está expuesto al olvido si no se practica.

Aunque parezca insólito, hay muchas personas que sus cuerpos han olvidado lo qué es caminar.

Dirás, ¿no es posible? porque ves que son capaces de dar pasos.

Yo te pregunto ¿y quién es capaz de unir palabras sabe hablar, hablan los loros?

Seguramente la respuesta será no, e igualmente, no todo el que da pasos, camina, están andando, han olvidado cómo caminar.

Caminar, inclusive, tiene una carga simbólica única que implica al menos tener un pie en contacto con algo sólido.

Generalmente se trata del suelo y eso nos permite tener consciencia de nuestro ser, de dónde estamos, a dónde vamos y por qué.

La rueda, ese maravilloso invento que nos hizo la vida más fácil es el medio de andar de muchas personas quienes han olvidado lo qué es caminar.

Cuando esas personas intentan hacerlo, sus cuerpos lo han olvidado, sintiendo tantos dolores que desechan inmediatamente hacerlo.

El dolor no es una enfermedad, es un síntoma, un aviso que le indica a nuestro cerebro que hay algo que no está funcionando bien.

Si cuando caminas duele, tu cuerpo ha dejado de usar esos músculos por falta de uso y lo que no se usa se atrofia.

Aunque parezca mentira no estamos hablando de caminar kilómetros, lo que requiere entrenamiento, nos referimos a unos pocos metros de recorrido más allá de lo habitual.

Si ese es el caso, es momento de comenzar a caminar para que todo lo que se ha ido atrofiando comience nuevamente a funcionar.

Caminar recto y erecto, una proeza del ser humano

Caminar es una proeza de nuestra especie que va en contra de la gravedad, requirió mucho tiempo lograrlo y grandes esfuerzos de nuestro cuerpo para mantenerse en esa posición, sobre todo para la columna vertebral.

Para caminar debemos tener un ritmo, en donde los brazos son fundamentales para darnos el equilibrio y la fluidez necesaria que nos permita desplazarnos fácilmente.

Cuando quieres caminar requieres primero estar parado, erecto y esa proeza de la naturaleza nos da una jerarquía corporal que lleva al cerebro, nuestro principal medio de supervivencia y distinción a lo más alto, para protegerlo y colocarlo en su justo lugar.

Caminar ayuda a oxigenar y despejar tu cerebro y permite que tu cuerpo recupere funciones que se han quedado inactivas, el flujo de la sangre y el ritmo cardíaco se regulan y sientes un bienestar que habías olvidado.

La posibilidad de caminar nos identifica como especie, da cuenta de nuestro proceso evolutivo, nos ubica en un rango único, por lo que no sería descabellado decir que mientras más caminas, más humano eres.

Además de los beneficios de caminar, solo requiere de disposición, ganas y comenzar. No lo dejes para mañana, ahora, sal y comienza a caminar.

Observa lo que te rodea, verás que te sientes turista en donde quizás, has estado toda la vida y tu cuerpo te lo agradecerá.

Si olvidaste cómo caminar, es momento para que tu cuerpo lo recuerde, él tiene memoria, eso es seguro, adelante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR VER

LAS MEJORES ZAPATILLAS PARA SENDERISMO EN ESPAÑA

CAMINAR MEJORA EL ESTADO DE ÁNIMO Y ADIÓS PSICÓLOGOS

SENDERISMO AMANTE INTOCABLE

YO INVENTÉ EL MONTAÑISMO Y EL TREKKING

¿DÓNDE CAMINAR? YO TE LO DIGO, CRÉEME?

¿SENDERISMO O HIKING? TE DOY LA RESPUESTA

BENEFICIOS DE CAMINAR Y PERTENENCIA

CAMINAR CON FRÍO, ¡JAMÁS!